viernes, 27 de junio de 2014

Restaurante Du Liban


Hace un año aproximadamente que unos alumnos de nuestro curso de sushi nos vendieron con mucho entusiasmo la cocina del restaurante Du Liban.  Ellos dos, que son grandes conocedores de la cocina de oriente medio, nos aseguraron que era sin duda el mejor libanés de Madrid.  Ha pasado ya mucho tiempo desde que nos lo recomendaron pero a veces lo bueno se hace esperar y ayer dirigimos nuestros pasos a esta nueva aventura gastromaniaca.

Du Liban está situado en la petadísima plaza de La Moraleja.  Quién la ha visto y quién la ve… Ahora parece la Gran Vía.  Du Liban se encuentra algo escondido en una esquinita de la primera plaza (peatonal) que nos encontramos a la derecha según entráis en la urbanización.  El local es precioso por dentro, majestuoso, elegante no deja indiferente a nadie.  En la misma entrada hay una barra y horno donde podremos ver como preparan el pan libanés que luego salen recién hecho a las mesas. Dado que estamos en época de buen tiempo nuestra reserva la hicimos en su acogedora terraza.  Parte de la terraza en semicubierta, la otra parte está dividida en  dos, una zona con mesas y una fuentecita y otra zona donde se encuentra la barra de coctelería con sofás y un ambiente más tipo chillout.

Sinceramente, sobre cocina libanesa sabemos lo justo, pero después de esta visita pienso estudiarla a fondo porque me ha cautivado. Sabemos que es una cocina de frutas, verduras, legumbre y cereales. Utilizan mucho el yogur y los quesos. Pero el cómo se preparan, condimentan y combinan entre sí es algo mágico.  Pero más que contarlo es mejor catarlo.

Una vez sentadas en nuestra acogedora mesa de la terraza lo primero, un cóctel.  Ya nos habían comentado que uno de los fuertes de este restaurante es la coctelería.  Pedimos un Gin & Juni, rico aunque para mi gusto quizás un poco aguado y una margarita

Mientras nos sirvieron unos mezze: Crudités de zanahoria, tomates cherry y pepino acompañados por salsa de yogur y aceitunas de dos tipos.

Nuestro simpático camarero nos ayudó a elegir los platos y creo que acertó en todo porque todo nos encantó.

Entrante: Pan Libanés, recién horneado… no digo más

Entrante: Hommous Du Liban servido con cordero salteado y piñones 
Con este entrante ya nos conquistaron.  Servir el hommous con la carne salteada no es lo habitual pero nuestro atento camarero cons apuntó que dado que es habitual acompañar el hommous de otros platos en la mesa entre ellos el cordero uno acaba mezclándolo todo en un trozo de pan.

Entrante: Sfiha - minipizzas de ternera y tomates asados
Con un leve toque picante particularmente me encantaron.  

Entrante: Arayes - Pan de pita relleno de carne
La esponjosa masa de pan tenía un punto dulce y aromática que en combinación con la carne resultaba una delicia.

Plato principal: Mix Platter (para 2) Aunque ya empezábamos a estar algo llenas sucumbimos ante esta deliciosa Selección de brochetas de carne:  


Lahm meshwi - brocheta de solomillo de cordero
Shish taouk - brocheta de pollo
Kaftah meswi, kebab  - brocheta de cordero y ternera picado con biwaz (tomate, perejil, cebolla y chile)
Kastaleta ghahnam - chuletas de cordero marinadas  a la parrilla
Crema de ajo - Se parece a nuestro alioli pero más picante
Pepinillos encurtidos
Pan con perejil
Riz lebene (Arroz libanés - arroz blanco con bermicelli) 

Ensalada de lechuga, rucula, tomate, pepino y un aliño con aceite y limón que me entusiasmó.
Las carnes estaban todas riquísima, especialmente el pollo.  Quizá hubiéramos disfrutado más de este plato en horario de comida y no de cena porque estábamos ya muy llenas.

El camarero de nuevo nos guió y recomendó que termináramos nuestra cena con un delicioso postre llamado othmaliye. Se trata de pasta frita crujiente rellena de queso y regado con un sirope.

No pudo faltar un té de hierbabuena que nos dejó suaves como guantes. Nos ofrecieron probar shisha (de tabaco de frutas) pero lo dejamos para nuestra próxima visita. 

Una experiencia para repetir. Ya estoy pensando en probar los gamones a la perrilla de los que me han hablado… We will be back!

Du Liban
Calle Estafeta, 2, Plaza de la Fuente (La Moraleja)
Tel: 91 625 00 72
Horario: Abierto todos los días de 9.30 a 2.00 h.

Desayunos entre 9.30 12.30 h.



martes, 17 de junio de 2014

HOTEL BOUTIQUE CAIRELES - CÓRDOBA


Resulta emocionante ver como las pequeñas ciudades como Córdoba evolucionan, se reinventan y adaptan a las nuevas tendencias y gustos.  Hace tiempo que en cada visita que hacemos a esta nuestra "segunda casa" descubrimos nuevos restaurantes, bares y hoteles.  Parece que los cordobeses poco a poco quieren abrirse a nuevas posibilidades de negocio que sin duda no hacen más que ampliar la coqueta oferta de la que ya dispone esta turística ciudad.


En esta ocasión no os vamos a hablar de un restaurante sino de un precioso y recién inaugurado hotelito llamado Hotel Boutique Caireles. Esta joya de hotel se encuentra en la calle Cardenal Herrero pegado a La Mezquita de Córdoba.  Se trata de un hotel con 9 modernas y muy confortables habitaciones con vistas a la Mezquita. Cada habitación dispone de secador, mini bar gratuito con dos botellas de agua y dos refrescos, conexión wifi gratuita y televisión con pantalla Led 32".  Las habitaciones están impecables y la cama de esas en las que te atrapa y de la que no querrías salir nunca. 


Al tratarse de un hotel boutique tan pequeño no tiene servicio de restaurante ni de desayuno, pero tienen un pequeño saloncito que es un patio cubierto reformado con mesas y sillas.


¡Muy recomendable!

Hotel Boutique Caireles
Calle Cardenal Herrero 12
14003 Córdoba
http://www.hotelcaireles.com


martes, 25 de marzo de 2014

TONPEIYAKI とん平焼き - Tortilla japonesa de verduras y panceta


Tonpeiyaki とん平焼き es el "primo fácil" del okonomiyaki. Una deliciosa y sencillísima receta que podemos preparar todos en casa.  Se trata de un plato originario de la zona de Kansai y bastante popular en los izakaya (bares de tapas) japoneses.

Ingredientes:
80 gr de cebolleta
4 lonchas de panceta muy fina o bacon 
2 huevos
Sal
pimienta
salsa okonomiyaki
Mahonesa japonesa (kewpie)
Aonori (alga nori triturada)


Preparación:
Si no encontramos la versión asiática de la cebolleta compramos de las nuestras y cortamos en diagonal la parte de tronco verde, es decir la parte que no es el bulbo. También cortamos en 5 trozos las tiras de panceta. Los huevos los dejamos preparaso en un cuenco y los batimos ligeramente con los palillos o un tenedor.
En una sartén hacemos la panceta/bacon por ambos lados y retiramos.

Añadimos el huevo batido, dejamos que se haga un poco y con ayuda de una cuchara de palo o de una espátula empujamos la cebolleta y el bacon hasta que quede encima de la tortilla de huevo que se ha formado.  Procedemos rápido a volcar la tortilla sobre un plato de tal manera que la "tortilla" quede en la parte superior.
 En la grasilla que ha dejado la panceta/bacon salteamos la cebolleta y en cuanto empiece a están blandita añadimos el bacon, mezclamos y dejamos en un lateral de la sartén. 

Pintamos con salsa okonomiyaki, después le ponemos mahonesa japonesa y para terminar le añadimos aonori. ¡Servimos y a disfrutar!
Hay mucha gente que me pregunta que si la mahonesa japonesa es fundamental.  En mi opinión sí lo es, se trata de una mahonesa con un toque especial que le da la mostaza japonesa y que es el ingrediente secreto.  Yo la uso muchísimo para sanwiches, patatas fritas, hamburguesas y otras delicias ;-)

lunes, 24 de marzo de 2014

RESTAURANTE COREANO GANGNAM

 No hay nada como tener perros para descubrir sitios nuevos por el barrio.  Así fue exactamente, pàseando con los peludos, como nos encontramos con este "new kid on the block" coreano llamado Gangnam que significa al parecer "al sur del río" y que no hay que confundir con la canción de gangnam style ;-)  En Gastromaniac nos encanta la cocina coreana y aunque no somos muy expertas pero vamos haciendo nuestros pinitos. Aquí os dejamos también un post del restaurante Hang Gang, uno de nuestro favoritos.  
El Restaurante Gangnam lleva tan sólo 2 meses abierto y su letrero deja bien claro que lo que sirven es cocina coreana. El interior del restaurante es sencillo y la verdad es que no presenta un "interiorismo" muy diferente a otros coreanos de Madrid. Nada as entrar está la barra y al fondo encontraremos el comedor.
En esta primera visita hemos probado los clásicos que ya hemos degustado en otros restaurantes coreanos de Madrid y lo hemos hecho así precisamente para poder comparar. Pero no seos preocupís que ya hemos visto platos muy interesantes que no nos perderemos en nuestra próxima visita.

 Para empezar nos trajeron un platillo de brotes de soja avinagradas muy ricas como aperitivo.  Para beber cerveza que nos encanta y encaja a la perfección tanto con picantes como agridulces. La única pena es que no tengan ninguna cerveza coreana, but oh well.

Para no perder la costumbre, lo primero e lo primero, platillo de kimchi 김치, algo que para nuestro equipo es un MUST y que probamos en todos los restaurantes coreanos que visitamos. Muy rico, crujiente y picante. Este delicioso plato pertenece a la sección de los Banchan 반찬 (acompañamientos) pequeños platillos de acompañamiento que se comen junto con un poco de arroz (algo parecido a lo que se hace con el tsukemono 漬物 japonés) y que permanecen en la mesa durante toda la comida hasta que se terminan. Para los que no conozcáis esta maravilla os podemos decir que se trata de uno de los platos más internacionales de Corea.  El kimchi se prepara tradicionalmente con col china (baechu 배추 ) y se prepara a base sal y chile rojo en polvo y otros condimentos que varían según la región y la receta. Se conserva gracias al ácido láctico que se produce durante el proceso de fermentación que forma parte inseparable del sabor de este plato.  Pica pero aún así nos deja apreciar los tonos ácidos y saladados.  La textura y la complejidad de los sabores dependen del la época del año en la que se prepara y el tiempo de fermentación.  Muchos coreanos te dicen que el kimchi nunca sale igual por mucho que siempre se utilice la misma receta. El kimchi tiene "vida propia" y va evolucionando y cambiando a medida que pasa el tiempo. Este punto siempre me ha recordado a la masa madre.  Además de ser altamente adictivo se trata de un plato muy saludable y eso no hace más que darle puntos positivos.  Muchos coreanos consideran que una comida no está completa si no hay kimchi en la mesa, de ahí que nos demos cuenta de la importancia de este plato en la mesa coreana. No me enrollo más porque podría seguir hablando sin parar del kimchi que me tiene fascinada desde hace tiempo y sobre el que estoy haciendo muchas y muy interesantes averiguaciones.

Seguimos con un Bibimbap 비빔밥 (arroz mezclado) que es otro de los platos miembro del "hall of fame" de la cocina coreana.  Servido en un dolsot 돌솥 (cuenco de piedra) ardiente lleva en el fondo unas gotas de aceite de sésamo, un poco de arroz cocido que luego va cubierto por un poco de carne y verduras salteadas (calabacin, setas, espinacas..). En el centro se deja hueco para el rey, el huevo, y en Gangnam además añaden algunas tiras de alga.  En algunos restaurantes te sirven el huevo crudo que al mezclarlo dentro del cuenco ardiente se va cocinando y en otros te lo sirven frito como es el caso Gangnam. Este plato siempre va acompañado de la pasta o salsa de chile gochujang esta está de vicio y que te sirven o te sirves al gusto.  El calor del cueco hace que todo se cocine junto y el arroz aquiere una deliciosa costra tostadita que le da un toque mágico. No os lo perdáis porque aquí lo hacen muy rico.
El siguiente plato que pedimos es otra perdición, Japchae 잡채 ( chapche para los españoles) se trata de unos noodles o fideos hechos de patata llamados dangmyeon que se acompañan de tiras salteadas de ternera, espinacas, cebolla, zanahoria condimentado todo con soja, azúcar y aceite de sésamo.  Para chuparse los dedos.  En Gangnam lo acompañan de un poco de arroz blanco.
Para terminar otro clásico de la cocina coreana, Bulgogi 불고기 (lit. carne de fuego). Se trata de un plato de finas tiras de ternera marinadas en soja, azúcar, aceite de sémamo y que se cocina tradicionalmente sobre la barbacoa aunque se ha vuelto muy popular también prepararlo sobre un plato ardiendo. Este plato se puede hacer con cerdo, pollo o calmar, pero el de ternera es el más tradicional.  Una vez cocinada la carne la colocamos sobre una hoja de lechuga y le añadimos un poco de salsa ssamjang 쌈장. En Gangnam la ternera esta cortada tan fina que se rompe (tipo sukiyaki japonés) a diferencia del corte más grueso que ofrece el restaurante Han Gang quizá  porque en éste último la carne se prepara sobre barbacoa y no a la plancha.

Finalizamos este cenorrio con un té coreano de ginseng porque ya no nos cabía ni el postre. Muy felices de tener un coreano en el barrio que pueda educar el paladar o al menos despertar la curiosidad de algunos de nuestro vecinos. Tan sólo llevan dos meses abiertos y les deseamos ¡mucha suerte! ¡Repetiremos!

Bar Restaurante Gangnam
C/ Pajaritos, 13 (Metro: Pacífico/ Conde de Casal)
Tel.: 91 126 30 25


lunes, 2 de diciembre de 2013

Bar Restaurante Flor - Peguerinos (Ávila)

 ¿Plan perfecto?  Para nuestro equipo un plan perfecto está compuesto por un buen paseo con los perretes al aire libre, una deliciosa comida y una agradable compañía.  Si el paseo y la comida son como los de esta excursión a Peguerinos, podríamos decir que el plan es imbatible.
Para los que no conozcáis Peguerinos os podemos contar que se encuentra en la Provincia de Ávila a un tiro de piedra del Escorial. Desde Peguerinos hay unas impresionantes vistas de la Sierra de Guadarrama.  Rutas a punta pala, preciosos paseos por bosque, riachuelos, praderas, también se puede practicar escalada... y lo mejor es que es un excelente sitio para coger setas.  Nuestro equipo encontró algunos boletus, eso sí, previo pago de la cuota correspondiente para dicha actividad en esta zona. 
Nuestras Gastromaniacas de la zona, Gema y Laura, nos prometieron una opípara comida tras el largo paseo en el Bar Restaurante Hostal "La Flor", un pequeño restaurante que hay en el núcleo urbano de Peguerinos de cocina casera de la buena.  Este local, pequeño en tamaño y grande en calidad, está regentado por Magdalena y su hija Eli. Un admirable y entrañable equipo que con sus cuatro manos trabajan en la cocina y atienden tanto en la barra como en la sala ofreciendo una deliciosa experiencia gastronómica. Magdalena es la cocinera y con sus 80 y pico años sigue al frente de los fogones. Resulta sorprendente el nivel de trabajo que lleva esta súper-mujer a su edad, pero sobre todo el espíritu jovial y la increíble mano que tiene en la cocina.  Eli hace las veces de cocinera también, pero sobre todo es la responsable de la barra y la sala esbozando siempre con una sonrisa y atendiendo con paciencia bendita las exigencias de los hambrientos y sedientos clientes.
Detrás de la barra vislumbramos una puerta con una cartelito en el que podemos leer "cocina".  Da la sensación de que estamos en casa de nuestra abuela. En la barra se pueden probar algunos de sus grandes éxitos: Tortilla de patatas con pimientos verdes fritos, patatas revolconas con torreznos y ensaladilla rusa
El comedor es de un tamaño relativamente pequeño y está adornado por una acogedora chimenea. En cualquier caso consideramos que su tamaño es adecuado para que puedan abarcar con todo.  Justo después de nuestra visita sabemos que han realizado algunas reformas por lo que ahora seguramente esté todo mejor todavía. 

Nuestro equipo disfrutó de las delicias de los siguientes platos.:
Ensalada de pimientos y atún para chuparse los dedos.

Sabrosísimo pisto.

Un plato de fabada para tocarse la pantorrilla.

Rey de reyes... Pierna de cordero con patatas.  ¡Excelente! Nada que envidiar a muchos afamados asadores.

Para endulzar este menú de Reyes un buen queso con membrillo ¿What else?
El trato y el local es íntimo y personal por lo que la sensación es siempre la de familiaridad. En la cocina de "La Flor" se respira tradición y buen hacer. Magdalena se se mueve por la sala como pez en el agua, sale de su pequeña cocina para hablar con los comensales.  Eli cuida y atiende con alegría a todos.  Una pequeña joya de la cocina casera a la que esperamos volver muy pronto para seguir degustando nuevo platos. Posdata: no pudimos resistirnos y nos vimos arrastradas a ir al día siguiente a tomar un delicioso aperitivo.
Desde aqui agradecer a Gema y Laura por la invitación a este rinconcito de Peguerinos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails